Artículos

La integración latinoamericana vs. el ALCA

"Un pueblo económicamente esclavizado pero políticamente libre,
terminará perdiendo todas sus libertades"
José Martí

¿Y qué es el ALCA?

El Área de Libre Comercio de las Américas o ALCA es un proyecto para integrar comercialmente a todo el continente americano. El proyecto se creó por iniciativa de Estados Unidos de Norteamérica en 1994, debiendo iniciarse en el año 2005, del que formarían parte los países de Sudamérica, Canadá, Norteamérica, México, Centroamérica, El Caribe(menos Cuba) con un potencial de 800 millones de habitantes. A través del ALCA se busca convertir a la América en un gran mercado, en una zona donde circule libremente las mercaderías y los capitales sin trabas ni regulaciones, lo que reportaría un producto bruto de 13.000 billones de dólares. Para muchos optimistas el Plan también busca mantener entre los países miembros la democracia, erradicar la pobreza y conservar el medio ambiente.

¿Cuales son los propósitos del ALCA?

Según sus propagandistas el ALCA impulsará la inversión, la innovación, la eficiencia y el desarrollo de América. Fomentará el libre comercio y generará condiciones más justas para todos los países firmantes. Beneficiará a los consumidores con precios más bajos y el acceso a una mayor variedad de productos y a mayores oportunidades. Los trabajadores se beneficiarán con nuevos empleos y mejores remuneraciones. Y los agricultores lograran acceso a nuevos mercados. No sólo fomentará el desarrollo económico de todos los socios comerciales, sino que también se fortalecerán las economías de los países miembros, con los que se beneficiarán agricultores, empresarios, trabajadores y consumidores.

Muchos estudiosos han alertado al mundo que el ALCA es un caballo de Troya que Estados Unidos ha echado andar, afín de lograr la hegemonía hemisférica y global. A través del ALCA se intenta crear un bloque regional dominado por Estados Unidos, capaz de enfrentar la competencia de la Unión Europea y del bloque asiático en la disputa por la hegemonía económica, geopolítica y cultural del mundo.

¿Cuál es el objetivo del ALCA?. El objetivo es la apropiación de los excedentes económicos de los países de Centroamérica y Sudamérica de acuerdo a las reglas de libre comercio impuestas por Estados Unidos.

La Organización Mundial del Comercio OMC máximo organismo mundial, encargado de vigilar que se cumpla las reglas del libre mercado en el mundo, tiene conocimiento de que los gobiernos de la Unión Europea y de los E.E.U.U otorgan subsidios a la agricultura y ganadería por día mil millones de dólares, son en total 365 mil millones de dólares al año lo que reciben los productores locales. Incentivo que les permite a los países del mundo desarrollado hacer frente al ingreso de productos extranjeros a sus mercados locales e inundar con sus productos a todos los rincones del planeta vía la exportación. Este es el tipo de libre mercado que practican los países poderosos a vista y paciencia de la OMC.

México lindo y querido y el NAFTA

La verdadera diferencia entre el hombre inteligente y el hombre sabio es que el inteligente aprende de sus propias experiencias y el sabio aprende de experiencias ajenas. Entonces veamos como le fue a México en su experiencia de la integración de libre comercio con Canadá y Norteamérica llamado NAFTA un pequeño ALCA.

En 1992 se fundó el NAFTA tratado de integración de libre comercio entre Canadá, México y Estados Unidos bajo el liderazgo de Norteamericana se inició dicho proyecto entre vivas, cantos de mariachis, aleluyas y expectativas de mejorar los niveles de vida de la población. El resultado para los mexicanos, desde los años de vigencia de la integración económica, tanto su base industrial y las condiciones de vida se han deteriorado. El aumento del comercio con Estados Unidos se ha hecho en desmedro del intercambio con Europa y Asia. Si México hubiera mantenido su comercio con los europeos y asiáticos en vez de concertarse en el ALCA la economía mexicana hubiera generado mayores beneficios.

Según la opinión de los analistas del la economía azteca se ha hecho más dependiente de Estados Unidos a punto que el 74 % de las importaciones provienen de Norteamérica y el 89% de las exportaciones dependen del mercado norteamericano. La tasa del PBI si bien creció está en el nivel inferior en los años setenta. Las empresas extranjeras instaladas México en la frontera de los Estados Unidos no ha permitido el desarrollo de la industrias mexicana pues el 96% de las piezas y componentes, las importan de Estados Unidos y otros países, con las cuales ensamblan los productos que luego la estadística registra como "exportaciones méxicanas". Apenas cerca del 4% de esas exportaciones corresponden a empresas mexicanas, el resto pertenece a las empresas extranjeras.

La avalancha de productos agropecuarios norteamericanos y canadienses fuertemente subsidiados han causado estragos entre los campesinos y agricultores pequeños y medianos del "mero" "mero" México. Grandes protestas han causado la importación desde EEUU de productos avícolas, y otras carnes. México que antes del tratado producía para su consumo interno y vendía a Estados Unidos papas, algodón, arroz y maíz hoy tiene que comprar estos productos subsidiados de los productores norteamericanos. Como resultado de ello se han dejado de cultivar 10 millones de hectáreas y 6 millones de agricultores mexicanos se han visto obligados desesperados a emigrar.

Después de más de 10 años de TLC, 60 millones de mexicanos viven en la pobreza, el porcentaje de mexicanos que viven en la pobreza extrema pasó de 21,46% en 1994, a casi el 30%, mientras que el salario mínimo ha perdido el 22% de su poder adquisitivo. El sector informal ha crecido alarmantemente a costa del empleo formal y de la quiebra de pequeñas y medianas empresas. El agricultura mexicana está en ruinas, debido a las crecientes importaciones y la caída, debido a los subsidios, de los precios internacionales de los productos agrícolas. La ola de emigrantes hacia los Estados Unidos es cada día más grande. Quienes obtuvieron beneficios extraordinarios del libre mercado, no tan "libre", han sido los productores estadounidenses a costa de sus similares los mexicanos y habiendo sido el NAFTA el campo de entrenamiento para extenderse hacia el ALCA.

Como dijo el dictador mexicano Porfirio Díaz "pobre México muy lejos de Dios y muy cerca de Norteamérica", cuando los estadounidenses le arrebataron la mitad de su territorio. El NAFTA ha convertido en un pan con emparedado a la economía mexicana. Los productores canadienses y estadounidenses han obtenido buena cosecha de dólares a costa de los mexicanos. Hasta el más ciego podía prever en una pelea de dos gigantes contra un pequeño han salido triunfantes los gigantes.

¿Latinoamérica y el ALCA?

En América Latina se encuentran el 23% de los bosques y el 50% de las especies animales y vegetales del planeta, fuentes de gas y petróleo de que se nutre la industria de EEUU. La rica biodiversidad es la que también pretende controlar los estadounidenses apoyando a sus grandes empresas farmacéuticas y de biotecnología. Y es ahí donde el ALCA representa el mayor riesgo para los países latinoamericanos, además de peligrar su soberanía alimentaria. Los alimentos subsidiados de los productores estadounidenses y canadienses inundaran, sin misericordia los mercados latinos, originando desempleo, pobreza, miseria y el abandono del campo. Tal como les ocurrió en las más de 10 años del NAFTA a por productores agropecuarios mexicanos

De hecho, gran parte de los representantes de las organizaciones sociales que han participado en las masivas movilizaciones en diferentes países de Latinoamérica han manifestado que el ALCA no es sino «un mecanismo para asegurar a las grandes transnacionales con sede en EEUU el acceso a los recursos estratégicos del sur del continente en términos de biodiversidad, agua, minerales y combustibles fósiles».

Como se vio anteriormente la experiencia mexicana es una lección para los países de la Región, salvo que los productores estadounidenses y canadienses compitan de manera justa renunciando a los subsidios extraordinarios que reciben de sus gobiernos. Si es así, podría entonces el ALCA representar un tratado justo y una oportunidad.

Ocho sugerencias para enfrentar al ALCA

La advertencia del hombre sabio se debe tener en cuenta, si queremos saber a donde conducen los caminos. Escuchemos al estadounidense Joseph Stiglitz ex -funcionario del Fondo Monetario Internacional y premio Nóbel de Economía.

"Estados Unidos no está dispuesto a eliminar los generosos subsidios que da a su agricultura, ni la restricción de ingreso a su mercado" de productos como la carne y el azúcar de Brasil, dijo Stiglitz …Por lo tanto, agregó, el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que negocian 34 países del continente no beneficiará a los países latinoamericanos y del Caribe y, en cambio, prolongará una relación injusta.

Siglitz es muy claro respecto al ALCA y agrega: "A no ser que los Estados Unidos hagan algo muy significativo en relación con las barreras agrícolas y arancelarias, no tiene sentido que firme el acuerdo".

Si el hombre sabio ha hablado debemos conducirnos con prudencia.

¡Y que hacer!

Seguir las ocho sugerencias para hacer frente al ALCA

1) Se debe buscar la unidad Latinoamérica en una integración regional basada en una comunidad sudamericana de naciones cuyos soportes deben ser la solidaridad, la cooperación educativa científico- técnica. Se debe impulsar el comercio libre de manera justa y equitativa. No a una integración enfocada solo en el mercado.

2) Desarrollar en colaboración de manera conjunta el mejoramiento continuo del sistema educativo, la nutrición, la salud, la ciencia y la tecnología a fin de que los pobladores de Latinoamérica sean capaces de transformar sus propios recursos naturales como productos que cubran el mercado interno y mundial.

 

3) Los dirigentes encargados del gobierno de los países de la Región, deben impulsar y promover el autoconsumo con los productos alimenticios propios de la región. Los pobladores deben sustituir progresivamente de su alimentación los productos importados por productos que generen la agricultura y ganadería nativa.

4)Las políticas de los países latinoamericanos deben estar orientado al desarrollo cooperativo de la agricultura, ganadería, agroindustria, industria, turismo, educación, salud, recreación, seguridad, etc., aprovechando las energías, recursos y capacidades humanas de sus habitantes.

5) Se debe disminuir los impuestos para las empresas latinoamericanas, eliminar la exoneración de los impuestos a las empresas transnacionales extranjeras y exigir a estas que cumplan con las normas internacionales del medio ambiente.

6) Mejorar continuamente los productos y servicios de las empresas latinoamericanas con miras a la competitividad mundial. Realizando proyectos compartidos entre universidades, institutos técnicos, educación y gobierno en alianza estratégica con los países de la integración Latinoamérica.

7) A partir de la integración latinoamericana se debe firmar los tratados de libre comercio con los bloques regionales mundiales y con todos los países del mundo y no ser dependientes del ALCA. Los tratados de libre comercio deben realizarse sin trampas. Exigiendo la eliminación de los subsidios a los productos agropecuarios de los países desarrollados.

8) Promover la integración cultural Latinoamericana rescatando y difundiendo los valores culturales de toda la comunidad sudamericana de naciones. E impulsar el desarrollo sostenible de toda la comunidad latinoamericana.

Una respuesta a La integración latinoamericana vs. el ALCA

  1. Guillermo dijo:

    Plenamente de acuerdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>