Artículos

Bolivia: Cámara de Diputados y Alcaldia de La Paz reconocen los derechos de los niños trabajadores

La Comisión de Naciones y Pueblos Indígenas, Originarios, Campesinos, Culturas e Interculturalidad de la Cámara de Diputados realizó un homenaje a la Unión de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores UNATsBO de Bolivia, en reconocimiento al esfuerzo que desempeña en favor de la niñez trabajadora del país. “Espero que este reconocimiento les dé más fuerza en su lucha por salir adelante, porque es hora de acabar con la discriminación y el abuso. Nosotros no queremos que la sociedad sienta lástima por ustedes, sino buscamos respeto, porque somos iguales ante la Constitución Política del Estado”, señaló el diputado Jorge Medina, presidente de la Comisión el día miércoles 20 de abril.
El reconocimiento se realizó por el apoyo que realiza dicha institución en las áreas de salud, educación, trabajo, organización, recreación, identidad y justicia para los niños, niñas y adolescentes que trabajan en las calles, como lustra calzados, vendedores ambulantes, recicladores, voceadores, entre otros. Medina señaló que, como presentante nacional, todavía falta mucho por hacer para los niños trabajadores, por lo que se hace necesaria la coordinación con todos los sectores para incorporar las propuestas que surjan desde cual cualquier sector vulnerable de la sociedad, y en particular de los niños. El acto contó con la presencia de representantes de niños, niñas y adolescentes trabajadores de todo el país, y en representación de los mismos, el niño Franz Henrry Apaza agradeció al Presidente de la Comisión por la labor de coordinación que realiza con dicha institución.“Los más de 1.800 integrantes de esta organización trabajan en diferentes actividades en todo el país, no para mantener a sus familias sino para salir adelante por su propia cuenta y llegar a ser algo en la vida como lograron algunos compañeros que en la actualidad son o están a punto de ser profesionales”, remarcó. A tiempo de agradecer el reconocimiento, indicó que el mismo alienta a ese sector para seguir adelante y espera que otras autoridades también puedan apoyar el trabajo de los niños, relata la agencia FM (http://www.fmbolivia.net/noticia24157-comisin-de-pueblos-indgenas-rinde-homenaje-a-organizacin-de-nios-trabajadores-de-bolivia.html).
MINISTRO DEL TRABAJO ENCUENTRA NATS

El Gobierno, a través del Ministerio de Trabajo, prevé autorizar y controlar el trabajo de los adolescentes desde los 15 años, para lo que se modificarán el Código Niño, Niña y Adolescente y la Ley General del Trabajo (LGT). El responsable del área infantil del Ministerio de Trabajo, Felipe Castro, aseguró que se pretende hacer algunas modificaciones al título sexto del Código, entre los artículos 124 y 156. En los cambios se detallará qué tipos de trabajo están prohibidos para los niños y adolescentes, qué labores de adolescentes están bajo régimen de dependencia, cuántos son los trabajadores cuentapropistas, cómo se debería proteger la actividad laboral y cómo se consideraría a la actividad dentro del hogar. El proyecto señala que debido a que existen vacíos en las normas y no se cumple el convenio firmado con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se pretende cumplir con la edad de inserción laboral para que los jóvenes comiencen a trabajar desde los 15 años. “A medida que pasen los años se elevará la edad de incorporación”, sostuvo Castro.
La propuesta de modificación en las normas se basa en un informe sobre la “Revisión Legal y Propuestas de Reformas Legales sobre el Trabajo Infantil y Adolescente”, el que indica que la ley actual prohíbe el trabajo de menores de 14 años, aunque su reglamento no establece una edad mínima. El Código Niño, Niña y Adolescente establece que los cuentapropistas pueden hacerlo a partir de los 14 años. Por esa razón, en el proyecto se prohíbe toda forma de trabajo infantil en condiciones de explotación laboral hasta los 15 años. A partir de esa edad, el Estado prevé reforzar el trabajo de los adolescentes a partir de una visión proteccionista. La propuesta también establece que, aunque los padres autoricen el trabajo de sus hijos, “se abre la posibilidad de que el Ministerio de Trabajo pueda conceder autorizaciones no sólo para los trabajos permitidos, sino para otros considerados especiales”. Con ello, los adolescentes podrán gozar incluso de un salario igual al que percibe un adulto y disponerlo libremente. Castro afirmó que en una reunión con el representante nacional y departamental de la Unión de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores de Bolivia, llamado Henry Apaza, le explicó que los niños y adolescentes no quieren que se erradique el trabajo porque ayudan a sus familias. “Algunos costean sus estudios y vestimenta, además ayudan a la alimentación de su familia”. Fue Henry quien solicitó la certificación para los adolescentes, “aunque eso puede crear ciertas susceptibilidades”, advirtió Castro, destaca Verónica Zapana Salazar, del diario La Prensa (http://www.laprensa.com.bo/noticias/9-4-2011/noticias/09-04-2011_14452.php).
Henry Apaza, representante de Modenats La Paz en la coordinación nacional UNATsBO, ha declarado al Observatorio SELVAS: “soy contento de la invitación de la Cancillería a través del Defensor del Pueblo donde ha participado el Movimiento social Independiente UNATsBO. Hemos ido con una posición muy clara y no era la intención de pelear sino era convencerles que el trabajo infantil no se debe erradicar sino se debe erradicar la explotación infantil. Mi persona les ha dicho el trabajo nos ayuda a costear nuestros estudios y nos hace parte de la sociedad pero ellos decían que hay niños niñas adolescentes trabajando en la mina pero les hemos dicho con un ejemplo si un niño esta lustrando y viene algún minero y le dice cuanto ganas y el niño le responde por día 20 bolivianos y el minero le dice vamos a la mina yo te voy pagar 300 bolivianos pero si bien dice en las leyes que el niño no puede trabajar entonces quien le está volviendo infractor de la ley es el adulto a su temprana edad el niño es infractor de la ley eso viene desde el adulto centrismo. También hemos dicho que el trabajo nos ayuda en la educación en la salud en la recreación y así y el Ministerio de trabajo ha dicho que no se trata de erradicar el trabajo infantil también hay que ver la realidad de los niños, niñas, adolescentes trabajadores en Bolivia. También quisiera que escuches este lema que he hecho yo para los niños, niñas, adolescentes trabajadores del mundo: MI TRABAJO NO ME EXPLOTA SINOS ME AYUDA SI BIEN TRABAJO DURO ES POR MI FUTURO!”, concluye Henry.
MINISTERIO DE EDUCACION RINDE HOMENAJE A NATS
El Ministerio de Educación ha difundido una nota el día martes 12 de abril donde evidencia que “el trabajo infantil en un país en vías de desarrollo como Bolivia plantea una serie de contradicciones ético- morales que la pobreza enardece. Por un lado, el derecho a la infancia plantea la prohibición al trabajo, pero por otro, niños abandonados, niños que son cabeza de familia, otros menores que ya han formado su propia familia, hijos de padres alcohólicos, etc. se ven forzados a buscar formas de subsistencia ya que no contamos con un sistema de protección y acogida lo suficientemente grande como para proteger a los menores en estas condiciones. Esta situación fue comprendida por los constituyentes, que redactaron una alternativa salomónica con la que los niños trabajadores quedaron satisfechos, pero que exige la aplicación de políticas y estrategias de regulación y supervisión que sean efectivas. Según varios estudios realizados por entidades no gubernamentales, existe más de un millón de niños trabajadores en Bolivia. Estos niños generalmente son explotados, viven en situaciones críticas y, por lo tanto, sus derechos son vulnerados. Lamentablemente, es visible la cantidad de niños que rondan por las calles centrales de las ciudades en busca de subsistencia. En la gestión 2010 el Ministerio de Trabajo identificó las 22 peores formas de trabajo infantil. Las más conocidas son: los “voceros” del transporte público, los niños que venden dulces, cigarrillos, etc. en horarios nocturnos, la zafra de caña y castaña, los mineros, los ladrilleros, los trabajadores del área forestal, la pesca, el modelaje, el trabajo doméstico, entre otros. Ahora se pretende elaborar una norma para eliminar estas formas de trabajo.
Los niños trabajadores están organizados, y esa es una base por la cual se pueden iniciar acciones de regulación. La Unión de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores de Bolivia es una organización que aglutina a niños trabajadores de todo Bolivia. Su participación fue crucial en la redacción de la Constitución Política del Estado con respecto a su derecho a trabajar y ser reconocidos por la ley, que es una labor que aún prevalece.
Éstos son niños a los que el portal educabolivia quiere rendir especial homenaje, por su renuncia, su paciencia y el ejemplo que dan a los demás niños sobre responsabilidad y entrega. Resaltar la consideración especial que debemos tener como sociedad hacia quienes vemos a diario tratando de ganarse la vida y en vez de considerarlos, los maltratamos. Hacer un llamado a toda la comunidad boliviana para que hagamos más fácil su vida en vez de hacerles pasar un mal rato. Que el día del niño sirva para reflexionar sobre esta situación, una entre las muchas formas de abuso y vulneración de derechos de nuestros niños, concluye la nota del Ministerio de Educación (http://200.87.140.5/educabolivia/index.php?option=com_content&view=article&id=3041:dia-del-nino&catid=11:desarrollo-y-crecimiento&Itemid=43).
MINISTRA DE JUSTICIA RECIBE ORGANIZACIONES DE NIÑOS Y NATS
El Ministerio de Justicia con el Apoyo de Visión Mundial, realizó el día 12 de abril el Encuentro Nacional 2011: POR LOS DERECHOS DE LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES “Para vivir bien”, evento que fue realzado por la presencia de la Ministra de Justicia, Nilda Copa, La Viceministra de Igualdad de Oportunidades, Gardy Costas, representantes de la Gobernación de La Paz y 70 niñas, niños y adolescentes de todo el país. El objetivo de este encuentro nacional fue de promover el ejercicio pleno de los derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, a través de la construcción de una “Agenda” que priorice las demandas en cuanto a adecuación normativa a la Constitución Política del Estado y al diseño e implementación de políticas públicas en el marco del nuevo Estado Plurinacional y en ocasión de la celebración del Día del Niño Boliviano. El Documento fue elaborado a partir de la entrega de propuestas para la Agenda Publica “por los derechos de los niños, niñas y adolescentes”, a cargo de un representante de los Asambleístas, un representante de los Pueblos Originario Campesinos y un representante de las niñas, niños trabajadores. Finalmente, la autoridad de Justicia se dirigió a los representantes nacionales de la población infantil y los instó a participar de la construcción de la Normativa a partir de la presentación de sus propuestas y requerimientos (http://www.justicia.gob.bo/index.php/cdp/notas-de-prensa/36-ministerio/554-encuentro-nacional-2011-)
ORDENANZA DE LA ALCALDIA DE LA PAZ RECONOCE LABOR DE LOS NATS
Con la promulgación de la ordenanza 138/2011 que declara al 09 de diciembre “Día por la dignidad del niño, niña y adolescente trabajador en el Municipio de La Paz”, la Alcaldía de La Paz rindió homenaje a los más de 500 niñas y niños trabajadores en un evento realizado el martes 2 de mayo de 2011. El acto complementado con una feria sobre los derechos de los niños y adolescentes, se realizó en la plaza Camacho y contó con la participación de las organizaciones Sarantañani, Comisión Municipal de la Niñez y Adolescencia, Unatsbo, Morenat, entre otras. “En el marco del festejo del 1 de Mayo, hoy estamos realizando un acto simbólico de reconocimiento a los niños y niñas trabajadores, por el esfuerzo y empeño que realizan en diferentes campos para ayudar económicamente a sus familias”, afirmó la jefa de la Unidad de la Niñez y Adolescencia, Inés Aramayo. En este marco, Jaime Tórrez, de la Comisión Municipal de la Niñez y Adolescencia, señaló que en homenaje a los cientos de niños trabajadores el Concejo Municipal aprobó la ordenanza 138/2011 que declara al 9 de diciembre “Día por la dignidad del niño, niña y adolescente trabajador en el municipio de La Paz”. Además, la ordenanza señala el ingreso gratuito a los diferentes parques y espacios recreativos y culturales dependientes del Gobierno Municipal de La Paz para todos los niños, niñas y adolescentes y trabajadores del municipio paceño. Asimismo, la implementación de campañas de sensibilización, información y prevención a favor de este sector. La encargada del Programa de Atención y Protección para los Niños, Janeth Villanueva, expresó que se tiene un número de 500 niños trabajadores en el municipio de La Paz. De este total, una gran mayoría se dedica a la venta de dulces. “Un poco, disminuyo la tendencia del niño lustrabotas, los adultos se están apropiando de esta labor, porque es más rentable. Hay niños que trabajan en los diferentes mercados y los que se dedican a la producción agrícola y a la crianza de animales en las comunidades de Hampaturi”, expresó (http://www.lapaz.bo/index.php?option=com_content&view=article&id=1776:con-una-ordenanza-se-reconoce-la-labor-de-los-ninos-trabajadores&catid=35:notas-principales&Itemid=70).
2.000 NIÑOS TRABAJADORES ORGANIZADOS EN 7 URBES
Unas manos pequeñas y ásperas delatan el horario en el que trabaja Rolando Cuevas, un niño de 13 años que, después de salir de la escuela, vende cigarrillos, dulces y chicles en locales, bares y discotecas, desde las 21.00 hasta las 03.00.“No es fácil estar en este trabajo, porque los borrachos nos tratan muy mal y no hay nadie que nos defienda. Una vez me calumniaron de ratero sólo porque me acerqué a una mesa para ofrecer cigarrillos. De ahí me sacaron a empujones y me llevaron hasta la Policía. Es que nadie me creyó… La gente, al verte sin una buena ropa, cree que eres ladrón… Pero no me queda otra, mi familia vive de lo que ganamos mis dos hermanas menores y yo…”, contó Rolando mientras agachaba su cabeza y las lágrimas llenaban sus ojos.
Como él, muchos niños que trabajan en la calle son maltratados. En 2001 se creó la Unión de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores de Bolivia (Unasbo), que aglutina a unos 2.000 pequeños entre nueve y 14 años de siete departamentos. Cristóbal, un colaborador de la Unasbo, aseguró que pese a que tienen ese número de afiliados, “hay muchos que no saben de la organización”. Osmar, también colaborador y miembro de Unasbo, informó que esta organización va creciendo poco a poco, aunque en Beni y Pando aún no hay una federación sectorial. Detalló que La Paz y Chuquisaca, los primeros departamentos donde los menores trabajadores se organizaron, aglutinan a más del 50 por ciento de los afiliados. “La Paz tiene 800 niños y Chuquisaca, 500”. Osmar comentó que este año dejará de pertenecer a la entidad porque ya cumplió14 años, pero que pasará a ser parte de los colaboradores y asesorará a los nuevos afiliados que trabajan en las calles.
El representante de la Unasbo en La Paz, Henry Apaza, de 13 años, dijo que ésta afilia a niños con oficios como lustrabotas, vendedores, recicladores, dulceros y voceadores, entre otros, que trabajan como dependientes o cuentapropistas. Apaza comentó que su organización no está de acuerdo con que se erradique el trabajo infantil, porque “muchos no tenemos padres o sólo tenemos a uno y por eso no contamos con el dinero suficiente para los gastos de la casa. ¿A quién le va a gustar ver sufrir a la madre?”.La Prensa informó que el Ministerio de Trabajo elaboró una propuesta de ley para que la incorporación al trabajo, con permiso, sea a partir de los 15 años, sin embargo, Henry dijo que el trabajo infantil debe ser voluntario. El representante agregó que por eso presentaron una propuesta al Ministerio de Trabajo. “Pero, como siempre, no nos escuchan”. Henry señaló que los niños que pertenecen a la institución trabajan y estudian. “La mayoría estudiamos en la noche y hacemos la tarea por la mañana. Hay chicos que ya salieron profesionales. ”La entidad de los niños trabajadores del país y menores representantes de Ecuador se reunieron ayer 11 de abril en las oficinas del Defensor del Pueblo para compartir experiencias sobre sus organizaciones. Henry pidió que no sólo en el Día del Niño la sociedad se acuerde de los menores, sino que sea todos los días, porque sufren constantemente la vulneración de sus derechos, relata Verónica Zapana Salazar en el diario La Prensa del día 12 de abril de 2011 (http://www.laprensa.com.bo/noticias/12-4-2011/noticias/12-04-2011_14574.php).
NIÑOS TRABAJADORES QUIEREN FORTALECER SUS DERECHOS Y EVITAR SER EXPLOTADOS
Los niños y niñas trabajadores preparan propuestas para ser parte activa en la elaboración de la Carta Orgánica. El trabajo infantil es una realidad innegable, fruto de la valentía de niñas, niños y adolescentes trabajadores inmersos en un sistema económico político y social excluyente. Frente a este hecho, los niños, niñas y adolescentes trabajadores de Bolivia han intentado encontrar un verdadero espacio de participación donde puedan ejercer un rol protagónico, destaca un artículo del diario Nacional de Tarija, publicado el día 02 mayo 2011.
Tal es el caso de Ana Camata (16 años), quien recuerda aquella primera vez (a sus siete años) cuando comenzó a trabajar ayudando a su mamá en la venta de verduras en el Mercado Campesino. La falta de una figura paterna llevó a Ana a trabajar desde muy pequeña, ahora ella dice estar acostumbrada al trabajo, además de que con el paso de los años aprendió a valorar el dinero que se gana con esfuerzo propio. Con tan sólo 16 años, Ana está a punto de concluir el cuarto curso de secundaria en el colegio Eulogio Ruiz. Aún no tiene claro si elegirá la carrera de Ingeniaría Química o se convertirá en educadora para ayudar a los niños trabajadores. Ahora es líder del Movimiento de Niños Niñas y Adolescentes Trabajadores de Tarija (MONATsTA), organización que fue creada en noviembre del año pasado, a convocatoria de la Unión de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores de Bolivia (UNASTSBO). El objetivo principal que persigue Ana es la lucha por avalar los derechos de los niños, niñas y adolescentes trabajadores que existen en Tarija y evitar que los mismos sean explotados. Hay varias razones por las que un niño decide trabajar. Entre ellas está la falta de recursos económicos por parte de los padres para solventar a la familia. También existen casos de niños o niñas que reciben maltrato físico psicológico en el seno familiar y optan por buscar sus propios medios para sustentarse, comenta Ana. Como líder del MONATsTa, su objetivo es lograr, antes de cumplir los 18 años, el fortalecimiento de la organización a nivel departamental y la conformación de otras Casas de los Niños Niñas y Adolescentes Trabajadores (NATS) en las provincias. Después de cumplir los 18 años, Ana dejará de ser una líder y pasará a ser una colaboradora de la institución y continuará apoyando a los niños. Los niños, niñas y adolescentes trabajadores sostienen reuniones todos los sábados en la casa NATS de las hermanas franciscanas, ubicada a lado del Mercado Bolívar. Entre las actividades que actualmente vienen desarrollando está la coordinación para empezar a trabajar en la elaboración de propuestas para ser parte activa de la construcción de la Carta Orgánica. Ana dice que la pasada semana en la ciudad de Cochabamba la Unión de Niños y Niñas Trabajadores de Bolivia (UNASTSBO) presentó el libro “Mi fortaleza es mi trabajo: de las demandas a la propuesta”. La obra trata sobre la regulación del trabajo y presenta una propuesta normativa que deberá ser considerada en la elaboración del Nuevo Código del Trabajo y el Código del Niño, Niña y Adolescente, para el reconocimiento, promoción, protección y defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes trabajadores. El libro fue elaborado en el 2010 como parte de un proceso de consulta, diálogo, discusión y debates realizados entre niños, niñas y adolescentes trabajadores, sus educadores, organizaciones que los apoyan, profesionales y autoridades locales y nacionales. (UNASTSBO) cuenta con más de 5.000 afiliados en siete departamentos, cuyos representantes han debatido, socializado y corregido su propuesta con apoyo de las organizaciones no gubernamentales Save the Children y Tierra de Hombres Suiza y Alemania. Un estudio realizado por distintas organizaciones no gubernamentales de Europa y de Bolivia que titula “Mi fortaleza es mi Trabajo” dice que en el país existen más de un millón de niños trabajadores que son explotados de alguna u otra forma, y que viven en una situación crítica, pues sus derechos son vulnerados.
La Coordinadora Interinstitucional en Defensa de los Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores del Departamento de Tarija (CIDDNATs) fue fundada el 22 de marzo de 2010 con el objetivo de lograr cambios significativos y de impacto para la infancia y adolescencia trabajadora en el marco de sus derechos y deberes. Está conformada por instituciones públicas y privadas de Tarija, como la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, a través de la Oficina de Defensa de Derechos de la Infancia Trabajadora y la Casa NATS (Casa de los Niños Niñas y Adolescentes Trabajadores, dirigida por las hermanas franciscanas). También participan el Movimiento de Niños Niñas y Adolescentes trabajadores de Tarija (MONATsTA); Promutar, con el programa: Educación Juvenil Alternativa; EJACO; Aldeas Infantiles, mediante el programa Educación Emprendedora; también la Educación y Futuro (EDYFU); Candelero Kids (centro integral de atención); y el Servicio Departamental de Gestión Social, a través de la oficina de defensa de los derechos de la infancia trabajadora. Busca reorientar las estrategias del cumplimiento de los derechos y deberes de los NATs del departamento para incidir en políticas públicas. Unificar criterios institucionales para el mejoramiento de la calidad de vida de los NATs. Construir y actualizar fuentes de información como estadísticas y datos con referencia a la población de NATs para tomar acciones acordes a la realidad y a las necesidades que surjan en el tiempo. Generar espacios de protección en coordinación con instancias públicas y privadas a través de alianzas y acuerdos, y otros. Conocer, analizar y concientizar en la problemática de la infancia trabajadora. Difundir los derechos de los NATs, dentro de sus acciones emprendidas para la sensibilización a la población en general. Y definir mecanismos internos de organización para dar operatividad en acciones concretas dentro de la CIDDNATs. Un estudio realizado por distintas organizaciones no gubernamentales de Europa y de Bolivia que titula “Mi fortaleza es mi Trabajo” dice que en el país existe más de un millón de niños trabajadores que son explotados de una u otra forma, y que viven en una situación crítica, pues sus derechos son vulnerados (http://www.elnacionaltarija.com/diario/54091).
Peter Strack, coordinador regional de la ONG Terre des Hommes TDH-Alemania, desde Cochabamba explica al Observatorio Selvas que ‘hecha la ley, hecha la trampa’, es un dicho aquí en Bolivia. Pero si TDH-Alemania junto con otras organizaciones apoya la iniciativa de la UNATSBO para una ley, que les reconoce y les protege a niños y niñas trabajadores de cualquier edad, es por la convicción, que no solo tienen el derecho de participar en la elaboración de este tipo de reglamentos, sino que también desde su experiencia de vida pueden aportar con insumos importantes, para que sea una ley que defienda sus derechos, y no las viole. Y obviamente pensamos, que la actual coyuntura permite así aportar a cambios en las políticas sociales, que inciden en mejorar las condiciones de vida de mucho mas niños y niñas trabajadores, que los podríamos alcanzar a través de proyectos de apoyo directo a nivel local, que también apoyamos, pero que siempre los fondos son limitados para poder cubrir las necesidades”, evidencia un artículo que he difundido a nivel internacional a través de la Red Latinoamericana de Maestrías sobre Infancia (foros.uexternado.edu.co/portal/html/docs/BOLIVIAnota3marzo2011.pdf), y por eso agradezco la coordinadora Latinoamericana Zamudio Lucero- Universidad del Externado.
PROPUESTAS NATS PARA EL GOBIERNO DEL PRESIDENTE MORALES
Los niños, niñas y adolescentes trabajadores aglutinados en la Unión Nacional de Niños y Niñas y Adolescentes Trabajadores de Bolivia (Unatsbo) realizaron durante el año 2010 una propuesta para el reconocimiento de su trabajo y un llamado a las autoridades para que realicen acciones legislativas en defensa de sus derechos, relata una nota del diario La Opinión de Cochabamba en su edición del 05 de marzo de 2011. Con el apoyo de las organizaciones que los respaldan en sucesivos congresos nacionales identificaron sus demandas acerca de la regulación de su trabajo y realizaron una Propuesta de Normativa para el reconocimiento, promoción, protección y defensa de sus derechos como trabajadores, explica el representante de la organización Ernesto Copa. “Queremos que el Gobierno nos haga respetar con una ley”, “Quisiéramos que el Estado reconozca que el trabajo empieza a los 6 años y no como dicen que empieza a los 14”, “Que la sociedad tome en cuenta que trabajamos para contribuir a nuestra familia”, son algunas de las demandas de los niños, niñas y adolescentes. En Bolivia cerca de 850.000 niños, niñas y adolescentes son trabajadores. Muchos de ellos comenzaron a los cinco años. La información sistematizada en el libro “Mi fortaleza es mi trabajo” hace referencia a que “los niños trabajan por causas múltiples, como múltiples son las condiciones en las que trabajan, que van desde condiciones duras e infelices, en condiciones de explotación, hasta el trabajo como parte de la vida, el aprendizaje o el desarrollo de la vida en las comunidades campesinas”.
Ernesto Copa insiste en que participan en todas las actividades económicas cotidianas. En las calles y locales como vendedores ambulantes, en los buses como voceadores, en los mercados como cargadores, en los cementerios limpiando los nichos y en el campo de la construcción. Por lo tanto, merecen el reconocimiento. Uno de los aspectos que -desde la perspectiva de los profesionales cercanos a la Unatsbo- perjudica la implementación de políticas de seguridad al trabajo infanto-juvenil es “la falta de reconocimiento de los niños que trabajan”. Esto entorpece su futuro y sus posibilidades de salir adelante en mejores condiciones de vida. Los niños y jóvenes realizaron la propuesta de una normativa para el reconocimiento, promoción, protección y defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes trabajadores. La misma que debe ser, según Copa, considerada al redactar las modificaciones al Código Niño, Niña y Adolescente y en la nueva Ley del Trabajo. Los integrantes de la Unión Nacional de Niños, (UnatsBo) plantean que el monto fijado deberá ser establecido en base al salario mínimo nacional. En caso de un trabajo inferior al máximo de horas laborales, la cancelación deberá ser proporcional a las horas trabajadas. UnatsBo plantea la protección en el trabajo y acceso a la formación integral y a la capacitación profesional, de acuerdo con su vocación, aptitudes y destrezas en relación a las demandas laborales. El Estado debe garantizar la protección del niño, niñas y adolescentes de toda forma de explotación y desempeño de cualquier trabajo que sea peligroso o perjudique su educación, sea nocivo para su salud, su desarrollo físico, mental o social. Sobre el acceso al sistema educativo y obligación de la escolaridad, los empleadores y padres de familia deben garantizar que el trabajo de éstos no perjudique el ejercicio de sus derechos a la educación y profesionalización. Los empleadores tienen la obligación de conceder al niño, niña y adolescente el tiempo necesario no menor a una hora de la jornada laboral para que concurra a un centro de formación educativa hasta concluir el nivel primario y secundario. Niños y adolescentes trabajadores quieren acceso y asistencia a la escuela y profesionalización en turnos compatibles con sus intereses y atendiendo a las peculiaridades locales, sin deducir suma alguna de su salario. Piden un seguro de salud que garantice una atención de calidad y oportuna. La norma debe prohibir los trabajos forzosos o en condiciones de explotación. Asimismo los que puedan afectar su normal desarrollo físico, mental y social. Aquellos que no le permitan gozar de bienestar en compañía de su familia o responsables, o entorpecer su formación educativa y los que los obliguen a realizar labores sin su consentimiento, concluye el diario La Opinión de Cochabamba.
Durante la marcha de la Central Obrera Boliviana (COB) para reivindicar el Día Internacional del Trabajo-1 de mayo, Pedro Montes, secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana afirmó Que los niños y los trabajadores municipales también deben ser incluidos en la redacción de la Nueva Ley General del Trabajo. “Tienen todo el derecho de estar incluidos. Que haya respeto a los niños”, afirmó. A su turno, uno de los dirigentes de la Unión de Niños, Niñas y Adolescentes de Bolivia (Unasbo), Henry Apaza, comentó ayer a una emisora radial que su sector quiere que se lo tome en cuenta en la redacción de la norma laboral. “No queremos que se erradique el trabajo infantil. Pedimos que se elimine la explotación laboral infantil”, relata Verónica Zapana Salazar, periodista de La Prensa (http://boliviabb.com/2011/05/el-1-de-mayo-profundiza-el-alejamiento-cob-gobierno-2/).
Ruth y Ángel González del secretariado continental del Movimiento Latinoamericano MOLACNATs (www.molacntas.org ) desde Barquisimeto (Venezuela) han lanzado un importante llamado en solidaridad al proceso revolucionario que se vive hoy en Bolivia. “El Movimiento Latinoamericano y del Caribe de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores (MOLACNAT) menciona la gran movilización que los propios niños, niñas y adolescentes trabajadores bolivianos lograron promover desde los inicios de la discusión del texto constitucional para el reconocimiento del trabajo infantil digno como parte de la cultura indígena y familiar. Este reconocimiento es el resultado de años de lucha del movimiento de Nats en su conjunto desde cada grupo de base, en las innumerables movilizaciones, debates, artículos, pronunciamientos y voces que como niños y adolescentes trabajadores organizados junto a nuestros colaboradores, amigos y aliados en muchas partes del mundo hemos promovido y seguiremos promoviendo hasta lograr en todos los niveles de nuestra sociedad que se nos reconozca como actores sociales, políticos y económicos”, concluye el comentario que he difundido en la Revista Iberoamericana Rayuela (ednica.org.mx/revistarayuela/numeros/rayuela2.PDF).
El Observatorio sobre Latinoamérica SELVAS sigue acompañando el proceso de actoria política de los movimientos sociales en Bolivia desde 2003 cuando ha acompañado Julia Ramos (anterior Ministra de la Tierra) en el Foro Social Europeo de Florencia (http://lists.peacelink.it/latina/msg03294.html), denunciado la persecución que ha sufrido Evo Morales,(http://www.voltairenet.org/article129059.html#article129059 ), destacando el fuerte compromiso a favor de la democracia por parte del Parlamento Europeo (ver:http://www.guengl.eu/showPage.jsp?ID=7075&AREA=1342&HIGH=1 ), en particular de los bloques VERDES y GUE-NGL, rescatando la movilización de los movimientos sociales NATs para lograr en la Constitución el reconocimiento del derecho al trabajo en condiciones dignas (http://alainet.org/active/21201&lang=es ), evidenciando la lucha en contra de la explotación infantil gracias a la difusión de varias notas a través del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) (www.cedla.org/obess/node/1671) y el Observatorio Boliviano de Empleo y Seguridad Social OBESS (http://www.cedla.org/obess/content/4712 ).
Eniko Horvath – Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos (CIEDH) de Londres, me ha comentado que “hemos publicado un vínculo a su artículo “Trabajo infantil y derechos de los niños” en nuestro sitio web. El CIEDH es una ONG internacional e independiente que trabaja con el objetivo de monitorear y reportar acerca de los impactos sociales y ambientales de las empresas privadas en todo el mundo. Nuestro sitio web es actualizado cada hora, recibe 1,5 millones de pulsos al mes y contiene vínculos a noticias y reportes en tres idiomas sobre más de 5,100 compañías alrededor del mundo” (www.business-humanrights.org ).
La crisis global afecta todos los sectores populares y también a los niños, niñas y adolescentes trabajadores que muchas veces no son reconocidos en su aporte al desarrollo de la economía. Hay que estudiar el impacto de la deuda externa en los sectores más vulnerables. Patricia Miranda – Fundación Jubileo – Bolivia, comenta al Observatorio SELVAS que “contratar deuda externa implica el uso de recursos hoy para su pago en el futuro. Dependiendo del monto de los créditos, las condiciones y el uso que se le dé, el pago del servicio de deuda puede llegar a comprometer el destino de los recursos futuros de un país. En momentos de elevada deuda externa, el pago de la deuda de Bolivia llegó a ser superior a los gastos de inversión en áreas como la salud y la educación, comprometiendo áreas tan sensibles por su contribución a la erradicación de la pobreza. Experiencias de algunos países de la región nos muestran la importancia de mirar hacia atrás a través de procesos de auditoría de deuda para aprender de las lecciones del pasado y plantear políticas en un marco de responsabilidad en las decisiones de nuevo endeudamiento a objeto de no generar una deuda social con las futuras generaciones y su derecho a una vida digna”.
Falta profundizar el impacto del trabajo y de la participación infantil en el nuevo paradigma de-colonizador de los movimientos sociales también en una perspectiva post-desarrollista, como diría Arturo Escobar y su incidencia política en el diseño e implementación de nuevas políticas públicas incluyentes.
La movilización de los niños, niñas y adolescentes trabajadores organizados en Bolivia, que logran encontrar y dialogar con los Ministros del Trabajo y de la Justicia, que reciben homenajes del Ministerio de la Educación, de la Alcaldía de La Paz, de la Comisión de Naciones y Pueblos Indígenas, Originarios, Campesinos, Culturas e Interculturalidad de la Cámara de Diputados, representan un ejemplo histórico y revolucionario para toda Latinoamérica. Demuestra que el camino del trabajo infantil en condiciones dignas es viable para transformar la autodeterminación de los pueblos en políticas públicas progresistas a nivel estatal.
*Cristiano Morsolin, operador de redes internacionales para la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Trabaja desde 2001 en Latinoamérica, co-fundador del Observatorio SELVAS. 09.05.2011

FOTO: La Paz, 20 de abril 2011, audiencia de la Comisión de Naciones y Pueblos Indígenas, Originarios, Campesinos, Culturas e Interculturalidad de la Cámara de Diputados.

Publicado en Política

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>